Los trabajos del consorcio español se iniciaron en 2012 e incluyen el diseño, la construcción de la vía y sistemas, el suministro de 35 trenes comerciales y uno de lujo para el rey, además de la operación y mantenimiento del ferrocarril durante doce años

Las empresas españolas hacen realidad el AVE Meca-Medina

El AVE a La Meca es el contrato más ambicioso y de mayor valor logrado por empresas españolas fuera de España y fue adjudicado en 2011 por un total de 6.736 millones de euros
25/09/2018

Riad, 25 sep (EFE).- El rey Salman bin Abdelaziz de Arabia Saudí inauguró hoy la Línea de Alta Velocidad (AVE) que une las ciudades sagradas de La Meca y Medina, en una ceremonia celebrada en la ciudad de Yeda.

El monarca declaró inaugurado el servicio antes de subirse a uno de los nuevos trenes para realizar el primer viaje del servicio entre Yeda y Medina, si bien la puesta en servicio no comenzará hasta dentro de unas semanas, según informó a Efe un portavoz del consorcio constructor.

En la ceremonia también estuvo presente el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, y otras autoridades del reino saudí, así como representantes del consorcio Al Shoula, integrado por doce empresas españolas.

El tren se desplaza hasta Medina, donde finalizará el trayecto inaugural de esta línea de 450 kilómetros de extensión, que está en pruebas desde el pasado 31 de diciembre.

A pesar de que el tren ha sido inaugurado hoy, las operaciones comerciales no comenzarán hasta dentro de unas semanas.
Inicialmente estará limitado el número de frecuencias y solo circulará cuatro días por semana.

El trazado de la vía atraviesa zonas llanas de desierto, algunas de ellas con vientos laterales que arrojan arena a la vía, lo que ha obligado al consorcio español a implantar 30 tecnologías de última generación para el modelo que cubrirá la línea -el Talgo 350 Haramain- con el fin de adaptarse a la arena y al calor.

El AVE a La Meca es el contrato más ambicioso y de mayor valor logrado por empresas españolas fuera de España y fue adjudicado en 2011 por un total de 6.736 millones de euros, aunque por los ajustes en el proyecto el coste ya supera los 7.000 millones.

Los trabajos del consorcio español se iniciaron en 2012 e incluyen el diseño, la construcción de la vía y sistemas, el suministro de 35 trenes comerciales y uno de lujo para el rey, además de la operación y mantenimiento del ferrocarril durante doce años.
El consorcio Al Shoula está integrado por las empresas ADIF, Cobra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa, Ineco, Indra, OHL, Renfe y Talgo- y las saudíes Al Shoula y Al Rosan. EFE

MESP|REI