La ciencia española apuesta por la comunicación 2.0

12/05/2016

España es la décima potencia mundial en publicaciones científicas y un referente en la implantación y el uso de las llamadas TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación). Por eso no es de extrañar el éxito que cosecha cada año el congreso 'Ciencia en Redes', cuyo objetivo es debatir sobre las nuevas tecnologías como medio de transmisión del conocimiento científico.

Se trata de un evento -el primero de España destinado específicamente a la formación 2.0 en ciencia y tecnología—, organizado por la Asociación Española de Comunicación Científica (AECC) y destinado a periodistas, investigadores, comunicadores, museógrafos, docentes, profesores, instituciones y empresas dedicadas a la ciencia y el I+D+i.

Los científicos y comunicadores participantes en la quinta edición de este foro, que se celebró el pasado 28 de abril en La Casa Encendida de Madrid, pusieron de manifiesto la importancia de adaptarse a las redes sociales y utilizar la creatividad para tratar de llegar a todo tipo de públicos.

Durante la jornada se presentaron experiencias de éxito en la comunicación científica 2.0, como el portal 'Ciencia en el bar' del físico Joaquín Sevilla y el astrofísico Javier Armentia, o el blog Scientia y su sección ‘La Comunidad del Anillo y los Ejércitos Encapsulantes’, donde el bioquímico José Manuel López relaciona la ciencia con la popular trilogía de ficción ‘El señor de los anillos’. Su éxito ha sido tal que ha logrado una subvención cercana al millón de euros para un proyecto de investigación público-empresarial sobre biología molecular.

Conectar a través de la televisión

También se dio a conocer la exitosa estrategia de comunicación de la Biblioteca Nacional de España (BNE) a través de la serie española de moda: ‘El Ministerio del Tiempo’. La institución lleva a cabo una difusión activa, a través de sus perfiles de redes sociales, de las obras literarias, autores y personajes históricos presentes en su fondo artístico y que aparecen en cada capítulo de la popular serie televisiva, que será exportada a Portugal, China, México y Brasil. El resultado ha sido un aumento significativo de la visibilidad de la institución cultural, con un 84% más de seguidores y un crecimiento de tráfico web del 59%, entre otros datos.

Lo explicó Soledad Gómez, consultora cultural especializada en tecnología e innovación e impulsora del proyecto MediaMusea: “es aconsejable pasar de una comunicación correcta a una divulgación creativa. No basta con ‘estar’ en el entorno web y las redes sociales, sino que hay que ir más allá y crear contenidos que apasionen e interesen a la gente”.

Un post ameno, un vídeo en tiempo real, una fotografía ingeniosa o una infografía llamativa son, según los protagonistas de la quinta edición de ‘Ciencia en Redes’, fórmulas necesarias para adaptar el mensaje científico a los diversos lenguajes de la comunidad virtual y, en definitiva, claves para difundir el conocimiento.

Mujeres y científicas

Por su parte, la experta en educación tecnológica y cofundadora de Eduxarxa, Estela González habló del proyecto Wikidones, con el que pretende dar mayor visibilidad al trabajo de las mujeres en la investigación científica.

La encargada de cerrar el congreso fue la experta en redes sociales y consultora tecnológica Suw Charman–Anderson, que incidió en la reivindicación del papel de la mujer en el ámbito tecnológico y científico. Lo hizo explicando su iniciativa para difundir la figura de la escritora y matemática británica Ada Lovelace a través de un evento virtual (el ‘Día de Ada Lovelace’), con el que logró más de 2.000 entradas en blogs y medios de comunicación relacionadas con la labor científica de ésta y otras mujeres.