Las startups españolas lideran la innovación de las energías renovables

17/01/2018

España es un país comprometido con el uso de energías renovables y la lucha contra el cambio climático. Así lo demuestra su adhesión al Acuerdo de Paris de 2015 o la Estrategia española de cambio climático y energía limpia. Junto a ello se han impulsado dos Planes de Acción para el ahorro y la eficiencia energética y el llamado Plan Nacional de Asignación para el cumplimiento del Protocolo de Kioto.

Pero estos esfuerzos por reducir la contaminación ambiental y las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero también sobresalen dentro de las startups españolas, que están adquiriendo un peso cada vez mayor en el progreso y desarrollo de tecnologías limpias.

Esto es especialmente relevante en el sector de las energías renovables y el reciclaje de agua. Ya son muchas las startups que han sido apoyadas por grandes empresas del sector energético o han recibido el apoyo de la Unión Europea para sus procesos de investigación. Otras aún están iniciándose en el campo, pero todas demuestran contar con una gran capacidad de innovación para proporcionar alternativas sostenibles para los problemas actuales.

Hidrógeno como energía

Una de las más destacadas es Bound4blue, un original sistema de producción de energía renovable aplicado a grandes embarcaciones. José Miguel Bermúdez y Jordi Sala, ambos graduados en Ingeniería Aeronáutica en la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Industrial, Aeroespacial y Audiovisual de Terrassa (ETSEIAT), son sus inventores y ya han patentado su sistema en Europa, Estados Unidos, China y Japón.

Este proceso consiste en la generación de hidrógeno y oxígeno mediante la electrólisis del agua del mar. Su procedimiento consta de un circuito de velas rígidas que, gracias a la fuerza del viento, impulsa el navío, permitiendo el movimiento de unas turbinas sumergidas que generan energía mecánica.

Dicha energía se trasforma en electricidad y se utiliza para originar la electrolisis del agua, creando hidrogeno y oxígeno que se almacenan a bordo del barco en tanques presurizados. Una vez llenos, son descargados en tierra.

Bound4blue no genera emisiones contaminantes y permite crear energía sin necesidad de infraestructuras, lo que reduce notablemente los costes de producción. Además, es capaz de cubrir demandas geográficas, estratégicas o excepcionales, así como maximizar la eficiencia operando en zonas con vientos más elevados.

Vidrio fotovoltaico

Otra de las firmas punteras es Onyx Solar, que se ha convertido en el líder global en vidrio fotovoltaico para edificios. Y es que este material, además de sustituir al vidrio convencional, es capaz de generar electricidad mediante la energía fotovoltaica. Este proceso ayuda a reducir las emisiones de CO2.

Al mismo tiempo, esta clase de vidrio tiene la capacidad de aislar térmica y acústicamente y filtra el 99% de las radiaciones solares nocivas. Por ello, esta compañía abulense cuenta con proyectos en numerosos países como Estados Unidos, Brasil, Chile, Francia o China. Actualmente, cuenta con oficinas en Ávila, Nueva York y Beijing.

La energía eólica más eficiente

La startup Smartive también ha revolucionado el sector energético con un software de predicción de fallos en turbinas eólicas: CloudDiagnosis. La aplicación está basada en la nube y diseñada para recopilar todos los datos provenientes de un parque eólico, con el fin de ofrecer a las empresas operadoras una estimación del estado de sus generadores.

Los datos obtenidos son procesados y proporcionan a sus usuarios un acceso fácil a la información eólica a través de dispositivos como tabletas o móviles. Con ello se diagnostican averías y problemas de rendimiento en tiempo real y se ofrecen predicciones con hasta 21 días de antelación.

Smartive cuenta con el apoyo del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital e Innoenergy, entre otras instituciones, y ha sido distinguida con galardones tan importantes como el ‘New Horizons’ de la Comisión Europea o el premio ‘I’MNOVATION’ otorgado por ACCIONA.

Consejeros internacionales

Una de las mayores startups de los últimos años es Factor CO2, que presta apoyo a empresas e instituciones de todo el mundo para contribuir a los objetivos generales de lucha contra el cambio climático. Para ello ayuda a implementar acciones de reducción de emisiones y de mejora de la capacidad de sumideros de carbono.

Nacida en 2004, Factor CO2 se ha consolidado como una organización global orientada a aportar ideas y servicios frente al cambio climático. La empresa ha participado en importantes proyectos internacionales como en Ecuador, donde implantó el indicador de la huella de carbono de 9 productos existentes en el país en 18 empresas.

También ha llevado a cabo el desarrollo de un sistema de Monitoreo, Reporte y Verificación para el transporte del Gran Área Metropolitana de San José de Costa Rica para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Gobierno de Costa Rica y Grutter Consulting.

En la actualidad, la empresa trabaja en el desarrollo de una estrategia para alcanzar un modelo de ciudad bajo en carbono y adaptado al cambio climático en Indonesia.

Estas startups que hemos mencionado son un pequeño ejemplo del gran potencial de nuestro país para generar soluciones cargadas de innovación.