Declaración de Salamanca: compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible

La primera Conferencia Iberoamericana sobre Objetivos de Desarrollo Sostenible, celebrada del 27 al 29 de junio en Salamanca e impulsada por las Universidades de Salamanca y Politécnica de Madrid e Iberdrola, ha concluido con la firma de una hoja de ruta para la consecución de la Agenda 2030 de Naciones Unidas en la región iberoamericana.
16/07/2018

La Declaración de Salamanca sobre Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), firmada durante la primera Conferencia Iberoamericana sobre Objetivos de Desarrollo Sostenible, se ha convertido en un documento de referencia en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas para la región iberoamericana.

Se trata de una hoja de ruta en la que las instituciones organizadoras de la Conferencia -Universidad de Salamanca, Universidad Politécnica de Madrid e Iberdrola- se comprometen a “aprovechar las experiencias existentes para el logro de los objetivos de desarrollo sostenible, así como compartir las propias y que puedan servir como modelo”, recoge el texto.

Además, los intervinientes se comprometen en “intensificar la colaboración de todos los actores sociales para avanzar hacia el cumplimiento de la Agenda 2030 y promover que más personas se unan a esta declaración en nombre propio o en nombre de sus instituciones”, aseguran.

Esta declaración se ha realizado en el marco de la Conferencia Iberoamericana ODS, celebrada la Hospedería de Fonseca de la Universidad de Salamanca de 27 al 29 de junio, a la que han asistido alrededor de 500 participantes y 60 ponentes expertos internacionales, con el objetivo de establecer medidas “concretas y tangibles” para contribuir a la consecución de los ODS para 2030.

Pasar a la acción

De este modo, entre los compromisos adquiridos por los impulsores del evento destacan, por parte de la Universidad de Salamanca, acciones en materia de comercio justo y consumo responsable (ODS12), el desarrollo de un plan contra el cambio climático (ODS13), la utilización de papel reciclado o la puesta en marcha de incentivos para el uso de transportes sostenibles (ODS11).

La UPM, por su parte, se ha comprometido en poner en marcha acciones para propagar una educación de calidad (ODS 4); el crecimiento económico (ODS 8); la construcción de infraestructuras resilientes, industrialización inclusiva y la innovación (ODS 9); así como la reducción de las desigualdades (ODS 10).

A su vez, los objetivos de Iberdrola -consciente del papel clave de la energía (ODS7) en el desarrollo sostenible y el cambio climático (ODS 13)- pasan por garantizar una energía asequible y sostenible, así como fomentar alianzas imprescindibles para el Desarrollo Sostenible (ODS 17).

En este sentido, durante el acto de clausura del evento, el director de Innovación, Sostenibilidad y Calidad de Iberdrola, Agustín Delgado, recordó que la compañía se ha puesto como meta garantizar el suministro eléctrico a 16 millones de personas de países emergentes y en vías de desarrollo para el año 2030.

Del mismo modo, el director del Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo-Universidad Politécnica de Madrid (itdUPM), Carlos Mataix, incidió en la idea de la alianza como base para el progreso, así como de la importancia de las Universidades como foro para conseguirlo: “la cooperación es fundamental para lograr los ODS y la Universidad el banco de pruebas sobre el que acelerar las innovaciones”, aseveró.

El secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia, también participó en la clausura de este evento: “La Agenda 2030 es el esfuerzo transformador más importante que se ha vivido en mucho tiempo. Hagámoslo entre todos”, dijo en su primera intervención oficial en el cargo.

Finalmente, Victoria Muriel, profesora de la Universidad de Salamanca y miembro del Consejo de Cooperación al Desarrollo, señaló la trascendencia de la Conferencia ODS celebrada en España, no sólo por reunir a un grupo muy nutrido de expertos, sino también porque “ha puesto en un primer plano la necesidad ineludible de actuar”, creando además un “instrumento útil” para contribuir a hacerlo posible: la Declaración de Salamanca.

Jornadas y conferencias

Entre los ponentes que han intervenido en las distintas ponencias destacan figuras como Saskia Sassen, Premio Príncipe de Asturias de Sociología 2013; Augusto Barrera, exalcalde de Quito y consejero del Gobierno de Ecuador; Wanjira Mathai, Fundadora del Green Belt Movement y presidenta de la Wangari Maathai Foundation; o Eduardo Sáenz de Cabezón, matemático, profesor de Lenguajes y Sistemas Informáticos en Universidad de La Rioja y fundador de Big Van científicos sobre ruedas, entre otros.

La Conferencia ODS se ha estructurado en torno a cuatro ejes temáticos: Educación para la transformación, Medio Ambiente y Energía, Innovación para el desarrollo y Alianzas Multiactor. A su vez, las ponencias se han centrado en temas como la igualdad de género, la reducción del consumo de materias primas, agua y energía, o la promoción de la reutilización y circularización.