Participantes en la manifestación del Orgullo Gay celebrada en Madrid, durante su paso por el Paseo del Prado. EFE/Víctor Lerena

Imagen de la primera boda entre homosexuales de España, el 11 de julio de 2005, ocho días después de la entrada en vigor de la Ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. EFE/Javier Lizón

España, entre los países más respetuosos con el matrimonio homosexual

Según el instituto estadounidense Pew Research Center, el nuestro es el tercer país europeo más comprensivo con el matrimonio homosexual con tan solo un 7% de oposición, únicamente por detrás de Dinamarca con un 6% y Suecia con un 5%.
27/12/2018

El instituto estadounidense Pew Research Center ha vuelto a confirmar que España es uno de los lugares más respetuosos con la homosexualidad. Y es que este laboratorio de ideas con sede en Washington ha publicado un informe que deja a España como el tercer país europeo con mayor aceptación del matrimonio entre personas del mismo sexo, con tan solo un 7% de oposición entre la población española. Únicamente Dinamarca con un 6% y Suecia con un 5% de rechazo se sitúan por encima de España.

La encuesta fue realizada entre los años 2015 y 2017 a jóvenes de entre 18 y 34 años de 34 países del “viejo continente”. El mapa que este estudio ha dejado tras de sí demuestra la brecha existente entre la Europa occidental y la oriental dentro de la cuestión LGTBI. En la parte occidental la visión de la unión entre personas del mismo sexo es rechazada por minorías ciudadanas, como en Bélgica con un 9%, Portugal con un 14%, Francia con un 17% o Alemania con un 15%. Solo Italia, un 27%, e Irlanda, un 20%, se muestran más reacias.

Por el contrario, se sobrepasa el 50% de oposición en toda la zona oriental de Europa con Georgia (94%) y Armenia  (95%) como los más intolerantes. Al mismo tiempo, otros países también manifiestan porcentajes muy elevados de rechazo como Rusia con un 86%, Ucrania con un 82% o Serbia con un 75%. Pero estas cifras también aparecen en miembros de la Unión Europea como Lituania con un 71%, Letonia con un 70%, Bulgaria con un 68% o Croacia con un 61%.

Comprometidos con la igualdad

Con respecto a nuestro país, España mantiene firme su compromiso por la igualdad entre todas las personas sea cual sea su condición sexual, así como su lucha contra la LGTBIfobia. De tal forma lo reflejó el propio Pew Research Center en 2016 cuando dio a conocer un análisis mundial realizado en 2013 donde España se alzaba como el Estado con la actitud más positiva respecto a la homosexualidad: solo un 6% de los españoles la consideraba “moralmente inaceptable”, mientras que un 55% la veía “aceptable” y un 38% como “un asunto que no tenía nada que ver con la moral”.

En esta publicación, que examinaba a 39 países de todo el planeta, solo España y Alemania, con un 8% en contra, contaban con un porcentaje por debajo del 10% de rechazo. En cambio, en naciones como Indonesia, Jordania, Egipto, Ghana, Palestina, Uganda o Túnez más del 90% de la población veía con malos ojos la homosexualidad.

En otro sondeo de 2013, Pew Research también investigó la aceptación de la homosexualidad en el mundo brindando resultados muy parecidos a los anteriores con España y Alemania liderando la aceptación con un 88% y un 87%, respectivamente, de respuestas positivas.

Un hito, la ley de matrimonio homosexual

Ya se han cumplido 13 años de la aprobación, aquel histórico 30 de junio de 2005, de la ley de matrimonio homosexual. Llevada a las Cortes Generales por el entonces Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y con el activista y concejal socialista Pedro Zerolo como el máximo impulsor, este decreto hizo de España el tercer país del mundo en posibilitar la unión legal entre homosexuales. Hasta aquel momento, tan solo Holanda y Bélgica permitían las bodas entre personas del mismo sexo.

Además, para llevar a cabo la aprobación de la reforma del Código Civil se tuvieron que modificar 16 artículos. En consecuencia de dicha tramitación, las parejas homosexuales también recibieron otros derechos correlacionados con su vínculo formal como la adopción conjunta, la herencia y la pensión. También posibilitó que extranjeros residentes legalmente en España o españoles cuya pareja fuera foránea pudieran casarse entre sí, aun cuando las leyes nacionales de los países de esas personas no reconociesen los matrimonios homosexuales.

La disposición fue publicada en el BOE el 2 de julio de 2005, efectuándose el primer matrimonio homosexual pocos días más tarde, el 11 de julio en Tres Cantos (Madrid). Este honor lo disfrutaron Emilio Menéndez y Carlos Baturin, una pareja que convivía desde hacía más de 30 años. ​ La primera boda entre dos mujeres se celebró en Barcelona 11 días después. ​ Desde entonces y hasta 2016 en España se han celebrado 39.643 casamientos entre parejas del mismo sexo.