Vista de la cara norte del Monte Perdido (i) y del Cilindro de Marboré (d), en el Pirineo de Huesca. La masa de nieve bajo la cima del Perdido es uno de los pocos glaciares que quedan en la cordillera pirenaica. EFE/David Aguilar

Picu Arrielu, más conocido como el Naranjo de Bulnes, el segundo pico más alto del Macizo Central de Picos de Europa y símbolo del Parque Nacional, es uno de los lugares más visitados por senderistas, montañeros y alpinistas. EFE/R. Gómez Lucía/voo

Los dos primeros Parques Nacionales de España cumplen 100 años

Los Parques Nacionales de Picos de Europa y de Ordesa y Monte Perdido celebran en este 2018 sus 100 años como espacios protegidos españoles. Una red que hoy en día suma 15 entornos naturales cuya superficie total ronda las 400.000 hectáreas.
28/09/2018

Los Parques Nacionales de Picos de Europa y de Ordesa y Monte Perdido, los dos primeros Parques Nacionales de España, celebran en este 2018 sus 100 años como espacios protegidos españoles. Estos dos entornos situados en Asturias y Huesca respectivamente se convirtieron en los pioneros de una amplia red que hoy en día suma 15 reservas de la biosfera cuya superficie total ronda las 400.000 hectáreas. O lo que es lo mismo, un 0,7% del territorio nacional.

España fue el primer país del mundo en declarar una Ley de Parques Nacionales, aunque Estados Unidos se le adelantó en ser el primero en conceder el título de Parque a Yellowstone en 1872. Dicha enmienda fue impulsada por el rey Alfonso XIII y aprobada el 8 de diciembre de 1916.

Se trató de un texto muy breve de apenas tres artículos. El primero creaba la figura de los Parques Nacionales, mientras que el segundo los definía como parajes excepcionalmente pintorescos del territorio nacional donde el Estado debía hacer respetar su belleza natural, su flora y fauna, y sus particularidades geológicas e hidrológicas.

Dos años después, en 1918, se declararon los dos primeros: la Montaña de Covadonga, actualmente Picos de Europa, y el Valle de Ordesa. De tal forma, España se colocaba en la vanguardia internacional dentro de la protección medioambiental de sus espacios forestales.

15 Parques Naturales

Más tarde, en 1954 se declararon los Parques Nacionales del Teide y Caldera de Taburiente (Canarias), y en 1955 fue el turno del Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici (Cataluña). Pero en 1957 se derogó la ley de 1916 y se aprobó una nueva Ley de Montes.

Así, la Ley de Parques Nacionales prohíbe la pesca deportiva y recreativa, la caza deportiva y comercial, la tala de árboles con fines comerciales y la urbanización del paraje, excepto en los núcleos urbanos ya existentes en Monfragüe y los Picos de Europa.

Actualmente, la red se completa con los Parques Nacionales de Cabañeros y Tablas de Daimiel (Castilla-La Mancha), las Islas Atlánticas (Galicia), Monfragüe (Extremadura), Doñana y Sierra Nevada (Andalucía), el Archipiélago de Cabrera (Baleares), Sierra de Guadarrama (Madrid-Castilla y León) y Timanfaya y Garajonay (Canarias).

2.000 espacios protegidos

El más grande de todos es el Parque Nacional de Sierra Nevada con 86.300 hectáreas. Por el contrario, el más pequeño es el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel con 3.000 hectáreas. Mientras, el más visitado es el Parque Nacional del Teide con más de cuatro millones de turistas al año.

A parte, nuestro país cuenta con casi otros 2.000 espacios naturales que tienen algún tipo de protección. Es decir, unos 15 millones de hectáreas están preservadas, lo que supone el 30% de la superficie de España.

Todos estos entornos conservan valiosos recursos naturales y paisajísticos que, en la mayoría de los casos, comparten protección con otros organismos internacionales como Europa Natura 2000, la Reserva de la Biosfera de la UNESCO o el Convenio de Ramsar.

Próximamente se estima la posibilidad de incluir en la red de Parques Nacionales de España a la Sierra de las Nieves, situada en la provincia de Málaga y con una extensión de 23.000 hectáreas, y el Mar de las Calmas, en la isla canaria de El Hierro, que sería el primero exclusivamente marino.