Alejandro Epelde Blanco (cuarto por la derecha) ha dado a España la primera medalla de oro en una Olimpiada Internacional de Física. Foto: Alejandro Epelde Blanco

Alejandro Epelde Blanco, un matemático de oro español

Este joven de 17 años se ha convertido en el primer estudiante español que ha conseguido ganar un oro en una Olimpiada Internacional de Física. Pero es que además también se ha colgado la medalla de bronce en la última Olimpiada Internacional de Matemáticas.
26/09/2018

Parece un chico normal y corriente, como cualquier otro chaval de 17 años. Sin embargo, Alejandro Epelde Blanco (Madrid, 2000) esconde en su interior un genio de la Física y las Matemáticas. Y es que Alejandro se ha convertido en el primer estudiante español en conseguir colgarse una medalla de oro en una Olimpiada Internacional de Física. Celebrada en Lisboa (Portugal) entre los pasados días 21 y 29 de julio, la delegación española, compuesta por 5 miembros, se hizo con un oro, dos bronces y un diploma.

Pero no es la única presea que Alejandro tiene en su vitrina porque este mismo año también se hizo con la medalla de bronce en la Olimpiada Internacional de Matemáticas de Cluj-Napoca (Rumanía). Y el año pasado se trajo a España la medalla de plata de la Olimpiada Internacional de Física de Yogyakarta (Indonesia). Certámenes que reúnen anualmente a los mejores estudiantes de más de 90 países, donde se enfrentan a duros exámenes que ponen a prueba su ingenio.

Exalumno del colegio Los Fresnos-Mataespesa de Alpedrete (Madrid), Alejandro afronta ahora a un cambio de vida, ya que le espera la prestigiosa Universidad de Cambridge en la que estudiará Matemáticas. Un nuevo desafío que le sumergirá por completo en lo que más le gusta: los números.

Alejandro, has ganado la medalla de oro en la Olimpiada Internacional de Física, ¿cómo fue la competición? ¿En qué consiste la prueba?

La Olimpiada era toda una semana con dos días de competición con un descanso entre medias porque la prueba era bastante dura. Consistía en dos exámenes que tenían una duración cada uno de unas cinco horas. El primero era experimental y el segundo era teórico. Y con esto comprobaban tus conocimientos de Física y según los resultados de cada alumno se realizaba la clasificación.

¿Qué tuviste que realizar en la primera parte, en el experimento?

En realidad eran dos experimentos. El primero era sobre un circuito impreso en papel con transistores donde se trataba de ver ciertas características y determinar su comportamiento.

El segundo consistía en analizar el comportamiento de un cable, que lo estirabas y veías cómo iba cambiando la tensión y la fuerza con el tiempo, pero yo hice poco en esta pregunta.

La delegación española estuvo formada por cinco estudiantes que regresasteis de Lisboa con un oro, el tuyo, dos bronces y un diploma, parece que no nos fue nada mal, ¿no?

No, desde luego. Solo con el oro ya es el mejor año de España en la competición. Además, con ello podemos continuar una racha que en los últimos tres años ha dado a nuestro país dos platas y este oro. Así que parece que la Olimpiada Internacional de Física se nos está dando cada vez mejor.

Como acabas de decir se trata de la primera medalla de oro que gana España en esta competición, pero para ti no es la primera presea porque el año pasado te llevaste una plata en Indonesia.

Sí, participé también en 2017 y saqué esa medalla de plata. El formato fue el mismo, pero la competición, en general, fue distinta al celebrarse en Indonesia. La de este año ha sido en Lisboa y el ambiente era mucho más familiar al tener una cultura casi idéntica. En Indonesia sorprendía mucho cómo te trataba la gente y el clima, que también era muy diferente.

Pero luego, por otro lado, el certamen fue muy parecido porque al final lo que se trataba era de juntarte con gente como tú de todo el mundo. Gracias a ello, en estos dos años he conocido a personas muy interesantes de muchos países.

Además de la Física, también se te dan bien las Matemáticas porque este mismo año te llevaste la medalla de bronce en la Olimpiada Internacional de Matemáticas. ¿Cómo fue aquella prueba?

Si, así es. Es parecido en ciertos aspectos, pero como las Matemáticas son más puras el examen es completamente distinto. Cada sesión son solo tres problemas con un enunciado muy corto, pero para resolverlos te puedes tirar varias horas perfectamente. El de Física es diferente porque las preguntas, digamos, que van escalonadas, que vienen en apartados más pequeñitos por lo que son más asequibles.

¿Y cómo uno llega a competir en las Olimpiadas de Matemáticas y Física?

Primero hay que inscribirse a la fase local, yo me he presentado por Madrid, y una vez ahí, si sacas un buen resultado, vas a la nacional, donde los 6 primeros se clasifican para la Olimpiada Internacional de Matemáticas y los 5 primeros para la Olimpiada Internacional de Física.

¿Y qué te impulsó a participar en estos torneos?

Bueno, yo llevo metido en el mundo de las Olimpiadas de Matemáticas desde hace mucho porque participé en un programa llamado Estalmat (Estímulo de Talento Matemático) creado por la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Esta iniciativa consistía en unas clases de Matemáticas que se impartían los sábados por la mañana en la Universidad Complutense de Madrid.

Allí me animaron a inscribirme en la Olimpiada y ya en tercero de la ESO participé en la local. A partir de ahí seguí participando y mejorando, y en primero de bachillerato me enteré de que existía la Olimpiada de Física porque me lo dijo un compañero. Me lo comentó una semana antes de la fecha límite de inscripción para el concurso de la fase local. Me pilló un poco por sorpresa, pero se ve que no lo hice tan mal con tan poco tiempo que tenía para prepararme (risas). Luego fui a la nacional de Física y después a Indonesia.

A parte de la Física y las Matemáticas, ¿qué hobbies tienes? ¿Qué más te gusta hacer?

Me gusta la informática pero no tanto… No soy tan bueno como para ir a una Olimpiada (risas). También me gusta el cine, pero tampoco soy un fanático. Antes también tocaba un instrumento, pero lo dejé porque tampoco me llamaba mucho la atención.

Ahora estás preparando tu viaje a Cambridge porque vas allí a estudiar.

Sí, me marcho a Cambridge el 27 de septiembre. Lo tengo casi todo listo ya. Lo único que justo antes de irme tengo la Olimpiada Iberoamericana de Matemáticas en Huelva, así que ando un poco liado con eso. Voy a Huelva el 23 de septiembre, los exámenes son el 25 y 26, y yo después de las pruebas me voy porque de lo contrario no llego a Cambridge a tiempo (risas). Pero la Olimpiada creo que sigue hasta el domingo.

¿A qué te gustaría dedicarte o qué te gustaría hacer dentro de unos años cuando termines tu formación?

No lo sé con seguridad. De momento quiero aprender Matemáticas y quizás un poco de Física teórica. Pero más allá igual me da por la investigación o igual me canso de esto y me meto a un trabajo normal y corriente (risas). No lo tengo muy claro de momento