Científicos españoles logran crear vida artificial cuántica por primera vez en la historia

Investigadores de la Universidad del País Vasco han conseguido desarrollar un algoritmo cuántico capaz de simular los principales procesos biológicos. Un avance que podría ayudar a comprender la relación entre la mecánica cuántica y el origen de la vida.
30/10/2018

Por primera vez en la historia, el ser humano ha sido capaz de crear vida artificial cuántica en un ordenador. Sus descubridores han sido un grupo de científicos españoles de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), quienes han desarrollado un algoritmo cuántico capaz de simular los principales procesos biológicos de la naturaleza real. Un descubrimiento que podría ayudar a comprender la relación entre la mecánica cuántica y el origen de la vida. Y es que según este avance, los mismos principios de la física cuántica podrían haber ayudado a crear nuestro código genético.

Para lograr este resultado, el algoritmo ha seguido un protocolo biomimético. Es decir, ha adaptado y codificado los comportamientos de los sistemas vivos al mundo cuántico. Pero no solo eso, sino que el éxito se ha radicado en la incorporación de la misma imprevisibilidad que existe en la vida real, desmarcándose de las anteriores pruebas que habían seguido un enfoque newtoniano de progresiones lógicas.

Así, se introdujeron cambios aleatorios mediante rotaciones del estado cuántico en la simulación de dos organismos vivos microscópicos: un representante del genotipo (la información genética que se transmite de una generación a otra) y otro del fenotipo (la manifestación exterior de ese código).

Ambos interactuaron entre sí y crearon un tercero, que comenzó de nuevo el proceso de mutación, autorreplicación, interacción y muerte. La prueba fue repetida 24.000 veces y para ello se utilizó un procesador de cinco bits cuánticos desarrollado por IBM: el ordenador IBM Cloud Quantum. Los efectos obtenidos resultaron ser idénticos a los que había predicho este grupo en sus modelos teóricos en 2015. Además, las conclusiones finales del estudio fueron publicadas en la prestigiosa revista científica Scientific Reports.

Instruir a las máquinas

De tal modo, la teoría expuesta por estos científicos vascos está capacitada para ser puesta en práctica en un ordenador cuántico real, ya que la supercomputadora usada para el experimento no es estrictamente un terminal cuántico.

Pero dicha investigación pone la primera piedra sobre la posibilidad de crear vida artificial dentro de una computadora cuántica, así como a responder si el origen de la vida se puede explicar a partir de la mecánica cuántica, una teoría física que describe el universo en términos de interacciones entre partículas subatómicas.

Y no solo eso, sino que también se ha alcanzado la forma de enseñar a una máquina una función sin tener que introducir el resultado final previamente, ya que el sistema realizó la simulación de manera autónoma. Un proceso revolucionario que redundará en la realización de experimentos en todo tipo de plataformas cuánticas.

Ahora, el siguiente paso a dar en esta investigación conllevaría aumentar el número de individuos, incrementar sus interacciones y desarrollar sus tipologías. Además, una de las opciones sería añadir características de género con el fin de investigar cómo son sus interacciones sociales y sexuales a nivel cuántico.