Turistas pasean en el "Niagara Spanish Aerocar" que atraviesa la Cataratas del Niágara, el cual fue concebido por el ingeniero español Leonardo Torres Quevedo, y que fue inaugurado en 1916 y aún hoy en día presta servicio en las Cataratas del Niágara. EFE/Orlando Barría

Cartagena, 3-12-1965.- El submarino "Peral" en su nuevo emplazamiento situado a la entrada del paseo del muelle de Alfonso XII. EFE

Hanworth (Reino Unido), 1933.- El inventor español Juan de La Cierva a bordo del autogiro C 30 durante una exhibición aérea . EFE/jgb

La primera composición de Talgo, Virgen de Lourdes (en la foto) de Goigoechea, era una auténtica revolución del mundo del ferrocarril; hasta entonces nadie se había atrevido a colocar ruedas independientes en los ejes guiados sobre la vía, una altura más baja de locomotora y coches, que permitía rebajar el centro de gravedad, o a articular el acoplamiento de los coches, ganando además en confort y seguridad. EFE

Jeringuillas desechables diseñadas por el inventor español Manuel Jalón, junto al resto de material sanitario. EFE/Angel Díaz Madrid, 24-11-2017

La bioquímica y bióloga molecular Margarita Salas durante su discurso en el nombramiento doctor honoris causa en la Universidad Carlos III, en el acto de apertura del curso académico de esta universidad madrileña (13 de septiembre de 2018) en Getafe. EFE/Rodrigo Jiménez

Inventos españoles que cambiaron la historia

El 9 de noviembre se conmemora el Día Internacional del Inventor, una jornada que nuestro país puede enorgullecerse de celebrar ya que ha dado para la historia multitud de inventores cuyos ingenios han revolucionado nuestra forma de hacer las cosas.
08/11/2018

Cada 9 de noviembre se celebra el Día Internacional del Inventor, una jornada dedicada a todos aquellos investigadores e investigadoras que descubren nuevas técnicas, tecnologías o dispositivos que nos facilitan la vida o ayudan al progreso de la humanidad.

Entre ellos no pueden faltar históricos inventos españoles que han contribuido de manera decisiva con sus descubrimientos e ingenios. Algunos tan revolucionarios como el submarino, ideado por Narciso Monturiol en 1859 y mejorado por Isaac Peral en 1888; o la escafandra estratonáutica -precursora del actual traje espacial- diseñada por Emilio Herrera en 1935 para alcanzar la estratosfera.

Tampoco podemos olvidarnos del original autogiro, el primer modelo de ‘helicóptero’ que salió de la mente de Juan de la Cierva en 1920; o el teleférico, un mecanismo registrado por el gran inventor Leonardo Torres Quevedo en 1887, cuyo primer modelo para el transporte de personas del mundo se inauguró en el Monte Ulía de San Sebastián en 1907.

Aunque si hablamos de medios de transporte, uno de los inventos españoles que no puede faltar es el Tren Articulado Ligero Goicoechea Oriol, el famoso Talgo creado por Alejandro Goicoechea e impulsado por José Luis Oriol en 1942. Una verdadera revolución del ferrocarril y pionero en la alta velocidad, ya que lograba más velocidad con la misma potencia.

Precursores en computación y autómatas

Antes hemos mencionado a Torres Quevedo, sin duda uno de nuestros inventores más prolíficos y diversificados, ya que también el padre de las primeras calculadoras digitales. Suyo es el aritmómetro electromecánico (1920), el primer instrumento capaz de hacer cálculos aritméticos complejos y considerado el antecesor de la computadora actual.

Pero los ingenios del matemático e ingeniero español no acaban ahí. También fue pionero en la automatización por control remoto: su telekino se convirtió en 1903 en el primer aparato de radiodirección del mundo dirigido por ondas hertzianas. Este invento fue reconocido en 2006 por el Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (IEEE, por sus siglas en inglés) como un hito para la ingeniería mundial.

Además, en sus ensayos sobre automática, Torres Quevedo se adelanta varias décadas a los primeros autores de las Ciencias de la Computación y de lo que vendría a denominarse Inteligencia Artificial. En este punto cabe señalar El Ajedrecista, el primer autómata de la historia capaz de jugar una partida de ajedrez que el inventor construyó en 1912.

Tampoco podemos dejar de señalar los avances logrados por los inventores españoles en el campo de la medicina: desde laringoscopio (1855) de Manuel Vicente García, a la jeringuilla hipodérmica desechable (1975) desarrollada por Manuel Jalón, pasando por la máquina de rayos X portátil (1909) de Mónico Sánchez, o la técnica de anestesia epidural (1921) de Fidel Pagés.

Cabe destacar también los hallazgos de Severo Ochoa sobre el mecanismo de la síntesis del ácido ribonucleico (ARN) y del ácido desoxirribonucleico (ADN), un descubrimiento que le valió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1959 y abrió el camino para el avance de las investigaciones de centenares de científicos en todo el mundo.

Ellas también inventan

Aunque en menor proporción que los hombres –hay que tener en cuenta que era difícil que una mujer obtuviera una patente antes de mediados del siglo XIX-, las mujeres españolas también han destacado en este campo de la invención.

Una de las más conocidas fue Ángela Ruiz Robles, que diseñó la una enciclopedia mecánica (1949), considerado como el precursor del libro electrónico actual. También destaca Fermina Orduña, la primera mujer española en conseguir una patente en 1865 por su máquina de ordeño mecánico, predecesora de las máquinas de ordeño industrial actuales.

Otras importantes inventoras españolas son Elia Garci Lara, que diseñó un lavadero mecánico -similar a las lavadoras actuales; María del Carmen Ortiz, que patentó en 1909 una máquina que permitía a personas ciegas escribir en Braille y Llorens; o Margarita Salas, todo un referente de la investigación biomolecular, tanto en España como a nivel mundial, que continuó el legado de su mentor Severo Ochoa, logrando amplificar pequeñas cantidades de ADN gracias a una proteína. En 2007 fue la primera mujer española que ingresó en la Academia Nacional de Ciencias de EEUU, entre otros muchos reconocimientos.

No podemos acabar este repaso sin mencionar los inventos españoles más cotidianos y populares. Entre ellos están el Chupa Chups, el ‘caramelo con palo’ ideado por Enric Bernat en 1957; el futbolín, diseñado por Alejandro Campos en 1937; o la fregona, inventada en 1956 por Manuel Jalón. Ingeniosos inventos que han mejorado nuestra calidad de vida y se han convertido en algo cotidiano en todo el mundo.

 Infografía Inventos españoles