Pedro posa con su trofeo y su medalla que le acreditan como campeón del mundo de ajedrez Sub-14. Fotografía cedida por Pedro Ginés

Este joven zaragozano se ha convertido en el segundo español en vencer un Mundial de ajedrez. Fotografía cedida por Pedro Ginés

Pedro Ginés, un joven gran maestro de ajedrez español

Este zaragozano se ha proclamado campeón del mundo de ajedrez Sub-14 en el reciente Mundial disputado en Grecia. Todo un hito para nuestro país, ya que se trata del segundo ajedrecista español que ha sido capaz de llevarse un torneo universal.
03/12/2018

La vida de Pedro Ginés (Zaragoza, 2004) comienza a recobrar la normalidad: clases, exámenes, disfrutar con la familia y los amigos… Pero es que no todos los días uno gana un Mundial de ajedrez. Y es que este chaval zaragozano ha escrito su nombre en la historia del deporte nacional al proclamarse campeón del mundo de ajedrez Sub-14. Solo otro español había sido capaz de lograr una hazaña semejante: el menorquín Paco Vallejo, cuando en el año 2000 se hizo con el Mundial Sub-18.

Ginés se ha convertido en la gran promesa española dentro de esta disciplina. Su padre, también llamado Pedro Ginés, le inculcó su pasión por el ajedrez. Por eso, lleva moviendo los trebejos desde que era un niño y ya dejó boquiabiertos a propios y extraños cuando con tan solo 9 años dio tablas al holandés Jan Timman, dos veces subcampeón del mundo absoluto, en una sesión de partidas simultáneas en Alcubierre (Huesca).

Pedro militó durante algunos años en el Ibercaja de Zaragoza hasta que este 2018 fichó por el club Jaume Casas de Monzón (Huesca), la peña ajedrecista más importante de Aragón. Con los pies en la tierra, acudió al Mundial de Halkidiki (Grecia) siendo el número 25 del ranking y con el objetivo de colarse entre los 10 mejores del mundo.

Con una dura competencia, donde participaron 170 participantes de todo el globo, este muchacho aragonés fue dando “jaque mates” hasta que en la última partida se disputó el torneo contra el alemán Alexander Krastev. Si vencía, sería campeón. Pero si perdía, la corona recaería en el georgiano Nikolozi Kacharava. Tras cinco horas y media de juego, Pedro derrotó a su oponente, alzó el ansiado trofeo y confirmó que, a pesar de su juventud, es toda una referencia no solo para el ajedrez español, sino también para el ajedrez internacional.

Con jugadores de grandes potencias como Rusia, China o la India, supongo que no te habrá resultado nada fácil llevarte la victoria, ¿no?

No, para nada. Fue muy complicado, la verdad (risas).

Y debió de resultar un poco épico porque perdiste la partida anterior contra el indio Raja Rithvik, pero te repusiste en el último encuentro contra el alemán Alexander Krastev. Juego que duró más de cinco horas.

Sí, así es, duró algo más de cinco horas. La partida fue golpe a golpe, fue un choque muy duro donde pude vencer al final por un mal movimiento de mi contrincante. Además, creo que me repuse bastante bien de la derrota anterior porque, en el fondo, debes seguir jugando. No te queda más remedio, no se puede cambiar el resultado.

¿Cómo es un Mundial de ajedrez?

Como en un Mundial hay muchos jugadores de diferentes países, no se realizan eliminatorias porque si no duraría mucho. Vas jugando rondas. Por ejemplo, si ganas la primera ronda tienes un punto y pasas a la siguiente, donde juegas contra otra gente que también tiene un punto. Si vuelves a ganar, sumas otro punto. Y así continuamente. Cuando llegas a la ronda cinco o seis ya quedan muy pocos jugadores que han ganado todas las partidas o prácticamente ninguno. El ganador sale del mejor jugador a 11 partidas.

Supongo que sabes que has conseguido un hito para nuestro país, pues eres el segundo campeón del mundo de la historia de España en esta disciplina. ¿Cómo se siente uno tras lograr entrar en los libros de historia?

Pues muy contento, la verdad. Ya estoy mucho más tranquilo porque tuve mucha repercusión, pero ya es todo más normal y sigo con mí día a día. Pero también te digo que aún lo veo y digo: ¡Uff! ¡Qué pasada!

Anteriormente te habías proclamado cinco veces campeón de España en distintas categorías...

Sí, así es. En 2014 gané mi primer campeonato de España: el Sub-10 de lentas. Y ese mismo año también me llevé el Sub-10 de rápidas. Y hasta este 2018 ya no gané ninguno, pero este año gané otros tres, que serían el Sub-14 de lentas, el Sub-14 de rápidas y el Sub-16 de lentas.

¿De dónde proviene tu pasión por el ajedrez?

Empecé desde muy pequeño en el colegio porque me apunté a una extraescolar. Ahí comencé a dar clases y luego pasé a integrarme en un club de ajedrez. Y del club me aventuré a jugar torneos. Y bueno… como me iba bien y me gustaba mucho, pues decidí seguir jugando (risas)…

¿Cuándo empezaste en el ajedrez?

Empecé con seis años, más o menos.

Actualmente estás en el club Jaime Casas de Monzón, pero… ¿Cómo entrenas?

Entreno unas dos horas al día, más o menos. Estoy intentando entrenar diariamente ahora porque sí que es cierto que estaba entrenando un día sí y otro no. Pero ahora estoy entrenando más.

En general, sobre todo, se entrenan las aperturas, pero también hay que mirar la táctica y, a veces, la estrategia. Se pueden estudiar muchas cosas, no son cuestiones específicas.

¿Cuáles son las principales virtudes que tiene que tener un buen ajedrecista?

Yo diría que el cálculo, la estrategia, la creatividad y la capacidad de hacer planes. Sobre todo eso.

¿Y qué crees que enseña o aporta el ajedrez a las personas que lo practican?

Tengo entendido que mejora la coordinación, la memoria, la capacidad de decisión… Supongo que todas esas cosas, lo que pasa es que no soy un entendido de eso (risas).

¿Contra qué ajedrecista te gustaría duelarte?

Me gustaría verme las caras contra Paco Vallejo y también contra Magnus Carlsen.

Ahora estás en tercero de la ESO, pero ¿a qué quieres dedicarte en el futuro?

La verdad es que todavía no lo sé. En relación con los estudios aún no sé muy bien por dónde voy tirar. Cuando me toque elegir, pues ya veré…

¿Cuáles son las próximas metas que tienes en mente?

En Navidades supongo que jugaré el Open de Lorca y a lo mejor también participo en el Open de Roquetas. Esos serían los próximos torneos en los que estaré presente.